Sierra de Cinta Casera

22/02/2018 13:00:59   Categories: DIY Herramientas

En este artículo demostración me gustaría mostraros en detalle las principales características de la sierra de cinta que he terminado días atrás, además intentaré explicar cómo ajustarla para conseguir cortes perfectos. La construcción de esta sierra requiere bastante práctica en carpintería.

Está fabricada enteramente en contrachapado de abedul. De ese modo, una vez cortadas todas las piezas a medida solo tendremos que unirlas entre sí después de hacer algunos rebajes y mecanizados. También se podría utilizar contrachapado más barato y ligero, o incluso Mdf.

Las ventajas de usar contrachapado son que necesitaremos menos herramientas que si usamos madera maciza, ahorraremos en tiempo de trabajo y será muy fácil reemplazar alguna pieza en mal estado como por ejemplo los rodamientos.

Otra característica interesante de este diseño es el compartimento cerrado para la correa y las poleas, de este modo evitaremos que se ensucien de serrín mientras trabajamos. He pegado la varilla calibrada directamente a los volantes usando una plantilla y he instalado los rodamientos en unas pequeñas piezas de contrachapado que a su vez van atornilladas al el cuerpo de la sierra. De esta forma insertar los rodamientos es más fácil, también tornear y conseguir unos volantes calibrados y balanceados resultará más sencillo.

Peso aproximado: 75kg.

Dimensiones Totales: 1730mm de alto, 920mm de ancho y 650mm de fondo.

Dimensiones de Corte: 230mm de alto y 340mm de ancho hacia la izquierda.

Medidas de la hoja: 2490mm de largo y de 4 a 20mm de ancho


Los planos de mi web también incluyen esta base con dos ruedas y asa. He usado este sistema para que la sierra sea más estable mientras la uso, y al mismo tiempo poder moverla fácilmente por el taller. Si hubiese usado solo ruedas, al cortar y hacer fuerza contra la sierra de cinta tendría que lidiar con ese molesto movimiento que permiten las ruedas, incluso las que tienen bloqueo.

He instalado un motor de 1500 revoluciones y 1 caballo de potencia, y he bajado a 1000 las revoluciones usando poleas. Como el diámetro de estos volantes es de 355 milímetros, he conseguido una velocidad de corte de un poco más de 1000 metros/minuto, más que suficiente para esta sierra de tamaño medio. Aquí encontrarás un conversor online de radianes.

También serviría un motor de menos potencia, pero intenta no usar menos de 0.5 caballos. Si tienes un motor de distintas revoluciones, aquí puedes calcular las poleas que necesitarás para conseguir la misma velocidad de corte. Para accionar el motor y encender la sierra he instalado un interruptor con parada de emergencia.


He realizado un rebaje a la tapa de la sierra para poder elevar un poco más el volante superior(primera foto), porque he comprado unas hojas de 98 pulgadas y son un poco más largas que sus equivalentes en milímetros y para las que he diseñado la sierra de cinta(2490mm). Al abrir la puerta inferior podemos ver el tubo de aspiración, por su situación es muy efectivo y apenas quedan restos de serrín después de usar la sierra.

También he usado una goma elástica de las que se usan para hace gimnasia en los volantes, de esta forma he conseguido reducir el ruído mientras estoy trabajando con la sierra. 

Finalmente he instalado esta pieza que cumple dos funciones(tercera foto). Reforzar la mesa de trabajo, y por seguridad, tapar la hoja por la parte inferior de la mesa. He diseñado una mesa más grande de lo habitual porque me gusta disponer de mucho espacio de trabajo, pero esto conlleva que sea más inestable y se movía un poco en el lado derecho. De esta forma se vuelve mucho más estable. Como se puede ver, es muy fácil de retirar, algo necesario para el cambio de hoja o para inclinar la mesa.


Para inclinar la mesa también debemos retirar la tapeta de la mesa(primera foto). Aflojar el pomo de regulación y escojer el ángulo deseado. Al colocar este pomo no puedo inclinar a 45 grados, pero bastará con hacer un pequeño rebaje a la parte inferior de la mesa(tercera foto). Del otro lado he colocado este tornillo para poder regular la mesa y tenerla siempre a escuadro con la hoja de corte(cuarta foto).


Elevando al máximo el poste de la guía superior consigo una altura de corte máxima de 230mm, aunque se puede aumentar fácilmente si alargamos las piezas que conforman el bastidor de la sierra(tercera foto). No recomiendo alargarlas más de 100mm para no debilitar demasiado la estructura.

Para subir y bajar el poste de la guía superior es muy importante hacerlo siempre con la sierra apagada y de ese modo evitar posibles accidentes al tocar la hoja con la mano. He pensado en rediseñar la tapa de protección para cubrir la hoja también por el lado izquierdo, pero esto dificultaría mucho colocar y retirar la hoja de la sierra...


Aprovecharé la ocasión para explicar cómo aplicar la tensión adecuada a nuestras hojas. Para ello también podríamos emplear un medidor de tensión pero suelen ser bastante caros. Otro método bastante efectivo es el llamado "flutter".

Colocamos el poste guía en su posición más elevada. Aplicamos un poco de tensión a la hoja y accionamos el motor. Con la hoja en movimiento vamos aflojandola hasta conseguir que la hoja empiece a vibrar(primera foto). En ese momento volvemos a aplicar tensión poco a poco a la hoja, y cuando ese aleteo o vibración desaparezca, significa que tenemos la tensión adecuada en la hoja. Este método es aplicable a todo tipo de hojas. Por seguradad debemos hacer todo esto con las puertas cerradas.

La tensión al tacto de la hoja será parecida independientemente del tipo y grosor de hoja que vayamos a usar, aunque por supuesto la tensión que soportará el cuerpo de la sierra será mayor cuanto más gruesa y ancha sea la hoja, pues para conseguir una tensión parecida tendremos que ejercer más fuerza.

Si vas a cortar una pieza de madera de más de 150mm de grosor, puedes aplicar un poco de tensión extra para conseguir un corte recto. Si vas a tener la sierra parada mucho tiempo, sería buena idea aflojar un poco la tensión de la hoja para que el cuerpo de la sierra no se deforme con el tiempo.

Voy a realizar unos cortes de prueba con la que tengo montada, es de 3mm de ancho, por lo que me permitirá realizar cortes en curva de radios muy cerrados. Ajusto la altura de las guías superiores, unos 10mm más que la altura de la pieza a cortar. El corte va suave, y podemos observar que puedo realizar el corte en curva perfectamente, incluso en esta pieza de bastante grosor(tercera foto).


Ahora voy a mostrar cómo realizar un cambio y calibrado de hoja. Bajo casi totalmente el poste guía superior, aflojo la tensión de la hoja y retiro la pieza frontal y la tapeta de la mesa. Ahora con cuidado puedo retirar la hoja.

Estos son los tres tipo de hoja que suelo utilizar. Esta es la que acabo de retirar, como dije es de 3mm de ancho, 0,60m mm de grosor y 14 dientes por pulgada. Perfecta para cortes de curvas muy cerradas(primera foto).

Esta es de tamaño intermedio. Es de 10mm de ancho, 0,50mm de grosor y 5 dientes por pulgada. Perfecta para cortes rectos en maderas de hasta 120mm de grosor, y para curvas no demasiado cerradas(segunda foto).

Y esta es la más grande que suelo utilizar. Mide 20mm de ancho, 0,40mm de grosor y tiene 4 dientes por pulgada. Ideal para cortes de grosores superiores a 120mm, por ejemplo para cortar troncos grandes(tercera foto).

Como te habrás fijado, cuanto más ancha es la hoja menor grosor. De este modo conseguiré la tensión adecuada más fácilmente idependientemente del tamaño de la hoja . Además, al tratarse de una sierra de cinta con volantes de tamaño intermedio, si la hoja grande también fuese demasiado gruesa podría llegar a romperse con el uso, pues las hojas más gruesas y anchas están pensadas para volantes grandes. 

Precisamente esta hoja me ha llegado hace unos días y la han soldado torcida, algo bastante habitual. Con este trozo de madera a modo de regla se puede apreciar mejor. Podré usarla igualmente aunque con algunas precauciones(cuarta foto).


Voy a montarla en la sierra.  Primero retiro hacia atrás las guías y rodamientos. También aflojo y separo entre sí las guías de teflón. Coloco la hoja en la sierra, en este caso tengo que bajar un poco más el volante superior.

Aprieto la hoja y compruebo si está centrada con los volantes... parece que tendré que inclinar un poco el volante superior... y ahora podría servir. También voy a mostrar el problema del que he hablado hace un momento... ahora con la sierra en movimiento podemos ver mejor que han soldado la hoja totalmente torcida, por lo que va a hacer más ruído de lo normal mientras la esté usando al rozar con los rodamientos.


También aprovecharé para comprobar cuanto se flexiona el cuerpo de la sierra al tensar la hoja con este reloj comparador. Lo posiciono debajo del poste guía y lo reseteo a cero con la hoja totalmente floja.

Ahora empiezo a tensar la hoja, y una vez he alcanzado una tensión adecuada podemos ver que el cuerpo de la sierra se ha flexionado 0.2mm, lo que parece bastante aceptable considerando que esta es la hoja más grande que voy a a usar. Parece que este tipo de construcción en contrachapado cumple su función para este tipo de sierra de cinta de tamaño medio.

Ahora voy a mostrar cómo ajustar las guías de la hoja. Bajo el poste a media altura, primero ajusto la profundidad de las guías de teflón respecto a la hoja, dejándolas un poco por detrás de sus dientes. Después ajusto en profundidad el rodamiento hasta tocar lévemente la hoja. Con un trozo de papel ajusto la separación entre la hoja y las guías de teflón de este modo. Debemos seguir los mismo pasos con las guías inferiores.


Una vez calibrada la hoja intentaré cortar este tronco de abedul que tenía por el taller. El abedul es una madera de dureza media, aunque si está muy seco como es este caso se vuelve bastante más duro. Primero ajusto la altura del poste guía superior y empiezo el corte despacio. Aunque la hoja está mal soldada parece cumplir su función y puedo cortar el abedul fácilmente.

Giro el trozo de abedul y vuelvo a regular la altura del poste superior. Esta vez tengo que cortar 200mm de alto. Poco a poco consigo realizar el corte, va suave y sin forzar demasiado la sierra de cinta. Coloco la guía lateral para intentar cortar dos piezas iguales. Otra vez con un avance lento consigo realizar el corte sin problemas. Conseguir cortes rectos con grandes profundidades de corte depende básicamente de tres factores, tener una hoja bien afilada, tener una hoja con la tensión adecuada y realizar un avance suave y sin forzar la sierra.

También he fabricado esta mesa deslizable para usar con mi sierra de cinta, y con ella cortaré a lo largo los dos trozos de abedul. Como ya he mostrado en un vídeo anterior, esta mesa también me permitirá realizar cortes en círculo.


Hace un par de días fabriqué este cortador de ángulos, será muy útil para cortar piezas de madera a cualquier ángulo deseado. La aspiración funciona a la perfección, despues de todos estos cortes no ha quedado nada de serrín en el interior de la sierra(segunda foto).

Finalmente me gustaría mostraros cómo doblar nuestras hojas para que sean más fáciles de guardar o transportar. Posicionamos la hoja con los dientes hacia delante, la pisamos con el pié en el centro y colocamos las manos hacia afuera y de este modo, con los dos dedos índices estirados(tercera foto). Ahora doblamos la hoja intentado juntar los dos dedos índices, levantamos el pié y la propia hoja se doblará reduciendo notablemente su tamaño.

Donde conseguir materiales usados en este proyecto:

Sierra de Cinta en el foro:

Entradas relacionadas

Productos relacionados

Share

Añadir un comentario

 (con http://)