Tipos de Tableros para Carpintería (1)

24/07/2020 18:43:28   Categories: Carpintería , Consejos

 1- Tablero Contrachapado:

 2- Tablero DM y Tablex:

 3- Tablero Aglomerado:

 4- Tablero OSB o de Virutas Orientadas:

 5- Tablero Alistonado:

Puedes pulsar en el nombre de cada tablero, y pulsar atrás en tu navegador para volver al menú.

Segunda parte del Artículo↓

 6- Tarima Flotante:

 7- Tablero HPL:

 8- Metacrilato - PVC - Policarbonato - Teflon:


 Introducción:

Como he observado que muchas de las dudas para realizar los proyectos disponibles en esta web tienen que ver con la elección del tipo de tablero, en esta ocasión voy a tratar de arrojar un poco de luz acerca de este versátil producto. Intentaré describir las principales características y las ventajas y desventajas de cada tipo de tablero para ayudarte a escoger el material adecuado en cada uno de tus proyectos.

A veces un mismo proyecto podría ser fabricado con distintos tableros aunque dependiendo de la elección, con mejores o peores resultados tanto estéticos como estructurales, y por supuesto con distinto coste. 

Además del precio, otro factor a tener en cuenta es la disponibilidad del material. Puede que sea imposible conseguir según que material cerca de tu zona de residencia. Algunos almacenes de madera solo venden tableros enteros y puede que a ti no te interese comprarlo entero, por su precio o por su complicado transporte. 

Existen tableros y maderas de diversas calidades. Aun pareciendo iguales, puede que un tablero contrachapado sea de mejor calidad que otro porque sus fabricantes han seleccionado las mejores maderas sin defectos para fabricarlo. Porque han usado mejores pegamentos o porque simplemente han dedicado más tiempo a cada uno de los procesos necesarios para fabricar el tablero. Esto es extrapolable a todo tipo de tableros. Pero es igualmente cierto que he visto usar el más barato tablero aglomerado en decoración de interiores, ese que algunos no querrían ver ni en su garaje, y de forma muy acertada.

Dependiendo de para qué vayas a utilizar el tablero, debes preguntarte si es necesario comprar el más caro o si te serviría uno más económico y ajustado a tu presupuesto. Pero lo que siempre debes hacer, es preguntar al vendedor qué tipo de tablero te está vendiendo, y tener la información necesaria para comprobar si lo que te está contando es verdad. En algunos lugares te lo intentarán vender sin más, o puede incluso que ni ellos mismos sepan lo que te están vendiendo, algo que me ha pasado en más de una ocasión. Por estas y otras muchas razones es interesante conocer todas las opciones disponibles. En este otro artículo encontrarás más información acerca del coste y elección de los materiales.


Utilizar tableros para tus proyectos tiene la gran ventaja de que no necesitarás tanta herramienta como al trabajar con madera maciza, apenas una sierra de mano para cortar todas las piezas necesarias del tablero. Te permitirá fabricar muchos proyectos por adición, pegando piezas entre sí hasta alcanzar el grosor necesario, en lugar de fabricarlos como es habitual por sustracción de material. Un buen ejemplo es el banco de carpintero modular de la foto superior.

Otra ventaja al utilizar tablero es que tiende a torcerse menos que la madera maciza. Si son de calidad, no son tan susceptibles a variar de tamaño o a doblarse debido a los cambios de humedad. Eso sí, al igual que la madera maciza pueden doblarse si no se almacenan correctamente sobre una base completamente recta. Te aconsejo tener esto en cuenta y comprobar el estado del tablero antes de comprarlo en el almacén de carpintería. Para algunos proyectos, que el tablero esté un poco torcido no es un gran problema, pero para fabricar herramientas caseras con un mínimo de precisión y calidad necesitamos tableros rectos y en buen estado. 

Usar tableros en nuestros proyectos tiene otras ventajas respecto a utilizar madera maciza, un menor desperdicio de material y ahorro en tiempo de trabajo.

Algunos de los tableros aquí mencionados son difíciles de conseguir, y más aún si hablamos de trozos pequeños, como puede ser el caso del panel Hpl. Cada cierto tiempo realizo visitas a polígonos industriales y después de pedir permiso, hecho un ojo a los contenedores de desechos de fábricas que realizan grandes proyectos de carpintería. Casi siempre encuentro trozos de tableros que sirven para mis pequeños proyectos.

Casi todos estos tableros son fabricados usando resinas fenólicas. La resina fenol-formaldehído es una resina sintética termoestable, obtenida a través de la reacción de varios productos químicos, como el alcohol metílico. Si se utiliza correctamente se obtienen tableros de excelente calidad, llegando incluso a conseguir tableros apropiados para uso en exteriores.

Otros tableros tienen una capa exterior de melamina, que es otra resina orgánica obtenida de forma parecida a la resina fenólica.

También hablaré sobre otros materiales interesantes para fabricar partes de nuestras herramientas caseras, como el panel HPL, el teflón o el metacrilato. 

Si al finalizar este artículo tienes alguna pregunta o crees que puedes aportar información, por favor, no dudes en hacerlo en este post del foro:


1- Tablero Contrachapado:

Como su nombre indica, se trata de un tablero elaborado con chapas de madera pegadas entre sí en números impares mediante fuerte calor, presión y resinas fenólicas hasta conseguir el espesor deseado. Las chapas se pegan alternadas, de tal modo que la dirección de las vetas o fibras de una chapa sean perpendiculares a la dirección de las fibras de la chapa que está debajo y encima, lo que le confiere una estabilidad y firmeza única.

Toda madera tiende a doblarse mientras absorbe o exhala humedad, como he explicado en este artículo, pero esta forma de fabricar los tableros contrachapados alternando las vetas evita casi por completo ese problema.

Para extraer las chapas, los fabricantes posicionan el tronco sobre una especie de torno gigante, y una cuchilla va cortando las láminas de madera mientras el torno hace girar el tronco, del mismo modo que funciona un sacapuntas.

Los tableros contrachapados pueden fabricarse de muchos tipos de madera, a veces incluso un mismo tablero puede estar fabricado de dos maderas distintas, aunque los más habituales son de abedul(contrachapado duro), chopo(contrachapado blando) y el de madera de pino, de dureza intermedia.

En España son habituales las plantaciones de chopo para fabricar tablero contrachapado, como se muestra en el vídeo superior. La elección de tableros contrachapados de abedul o chopo es sostenible siempre que se cumplan las normativas. Son especies muy abundantes, de crecimiento rápido, y los bosques se van repoblando a medida que se talan los árboles. Destaca el chopo, del que se aprovecha casi todo. 

El tablero suele medir 250cm de largo por 125cm de ancho, aunque se pueden encontrar de otras dimensiones. Para que tengas una referencia de lo que pesan, el tablero de abedul de 18mm de espesor y las dimensiones arriba mencionadas pesa alrededor de 35kg. El mismo tablero en chopo, alrededor de 20kg.  Existen de muchos espesores, los más usados son: 3, 5, 7, 9, 12, 15, 18, 20 o 30mm.


Estos son los principales tipos de contrachapado que te puedes encontrar en un almacén de carpintería:  

1- Contrachapado duro de abedul, en este caso de 18mm de espesor. Es el más común de los contrachapados duros, fabricado enteramente de abedul. Tiene un precio razonable.

2- Contrachapado blando o ligero de chopo rechapado en eucalipto, en este caso de 9mm de espesor. A algunos de los contrachapados blandos, los fabricantes les pegan una chapa de otra madera más dura para reforzar sus caras exteriores, y además facilitar el pintado o barnizado. Tiene un precio razonable.

3- Contrachapado blando o ligero de chopo rechapado en okumen, de 18mm de espesor. Precio razonable.

4- Contrachapado blando o ligero fabricado enteramente de okumen, de 18mm de espesor. Cada vez más difícil de encontrar debido a la escasez de madera de okumen. Lo he dejado de utilizar hace años, siempre utilizo el de chopo.

5- Contrachapado duro de carrocería fabricado en abedul. Una de las caras tiene una superficie antideslizante, y la otra es lisa. Se utiliza para suelos de furgonetas, embarcaciones o construcción de parques infantiles. La cara lisa es perfecta para usar en mesas de trabajo de herramientas caseras, donde es apreciada una superficie lisa, un poco deslizante y resistente. Es un tablero bastante caro.

6- Contrachapado duro fabricado en abedul con melamina por ambas caras. Es parecido al contrachapado de carrocería, pero está más orientado a decoración y mobiliario. Es un tablero espectacular, muy resistente y estable. Al tener una capa de melamina, es también perfecto para usar como mesa de trabajo en herramientas caseras. La melamina puede ser de muchos colores y texturas, también imitando las vetas de algunas maderas. La única desventaja es que no se puede pegar con otro tablero por las caras, por lo menos no con cola para madera. No necesita ser barnizado. Es un tablero muy caro.

Seguro que alguna vez has escuchado hablar del tablero contrachapado marino. En realidad no es tanto un tipo de tablero, su nombre se refiere más bien a su modo de fabricación. Casi cualquiera de los tableros arriba mencionados pueden ser marinos o no. Para fabricar tablero contrachapado marino se cambian las proporciones entre madera y resinas fenólicas, además de otros parámetros, para obtener un material resistente a casi todas las adversidades. Ten cuidado con esto, en algunos lugares te intentarán vender contrachapado normal como marino, porque su nombre se ha generalizado a todo tipo de tableros contrachapados. Solo es necesario en condiciones muy adversas, para todo lo demás el contrachapado normal es suficiente.

Como puedes ver en la foto, los contrachapados rechapados son iguales al resto, salvo porque les pegan una chapa de otra madera de unos 0.5mm de grosor por ambas caras. Ya he explicado por qué se hace en los tableros blandos o ligeros, pero también existen contrachapados duros rechapados en maderas nobles tipo roble, castaño, haya etc. Esta es para mi la joya de la corona! Te permite hacer casi cualquier proyecto, es muy estable, duradero y decorativo. Personalmente me gusta el contraste entre la chapa de madera y el típico look del canto de estos tableros. Al ser rechapado, el tablero sube de espesor pasando por ejemplo el de 18mm de espesor a tener 19mm. Algo a tener en cuenta al diseñar tus muebles o máquinas.

Calidades de las chapas exteriores del tablero de abedul:

A: Prácticamente sin defectos.
B: Se admiten nudos de hasta 3mm diámetro y ligeras decoloraciones o estrías. 
S: Se admiten nudos de hasta 20mm de diámetro, fendas superficiales de hasta 200mm. Se admiten decoloraciones y estrías.
BB: Se admiten nudos de hasta 25mm de diámetro, y fendas superficiales reparadas con un ancho de 2 mm y 200 mm de longitud.
WG: Se admiten nudos de hasta 65mm de diámetro, rajaduras abiertas y fendas superficiales de hasta 4 mm de anchura.

Estas calidades pueden combinarse en las chapas exteriores de un mismo tablero, encontrándonos tableros con las siglas: A/B, B/WG etc...

Usos del Tablero Contrachapado:

Como puedes ver en esta web, utilizo tablero contrachapado para todo tipo de proyectos, desde maquinaria casera hasta mobiliario. Alternando el uso de contrachapado duro y ligero de forma correcta, podemos conseguir proyectos o máquinas con buena resistencia estructural, estabilidad, resistencia a la humedad y con un menor peso cuando es necesario. 

Casi siempre utilizo el de 9mm y el de 18mm tanto de abedul como de chopo. Son dos espesores que se adaptan bien al tamaño de mis proyectos, y al ser múltiplos facilitan tanto el diseño como el proceso de fabricación. 

Lo normal es usar contrachapado duro para piezas que van a soportar peso estructural, como el caso de los bastidores del banco de carpintero multifunciones de la primera foto.

También para piezas que van a alojar alguna parte metálica como un tornillo o un rodamiento, como es el caso del sistema de elevación y tensión del volante superior de mi sierra de cinta casera, que puedes ver en la segunda foto.

Lo he utilizado para mobiliario o para fabricar cajones que van a soportar bastante peso, como en la cocina de la tercera foto o la cama estilo tatami de la cuarta foto. Al tratarse de mobiliario para el hogar, en ambos casos he utilizado un tablero de abedul con pocos defectos en las caras, el A/B.


Cuando buscas estabilidad y ligereza, lo ideal es usar contrachapado ligero de chopo o de una madera de peso y densidad parecida. Por ejemplo yo lo usé para fabricar la cabina de barnizado portátil, donde buscaba un mueble estable pero al mismo tiempo portable. En concreto es tablero contrachapado de chopo rechapado con okumen.

También lo utilicé para fabricar los módulos que unen los dos bastidores de mi banco multifunciones, por la misma razón. Es un banco de dimensiones considerables y con bastante carga, la suficiente para resultar estable mientras trabajas sobre él. Como puedes ver en la segunda foto, son módulos muy grandes, por lo que decidí fabricarlos de contrachapado ligero para reducir un poco el peso total del banco. Otra vez es contrachapado de chopo rechapado con okumen.

Tanto el banco multifunciones como los bancos modulares tienen muchos cajones para guardar herramientas, pero al mismo tiempo tienen ruedas para poder moverlos por el taller cuando es necesario, así que del mismo modo que antes, buscaba aligerar el peso total fabricando todos esos cajones de contrachapado ligero, como puedes ver en la tercera foto. En esta ocasión se trata de contrachapado de chopo rechapado en eucalipto.

Por la misma razón usé contrachapado ligero en los cajones del mueble suspendido para baño de la cuarta foto. No son cajones que vayan a soportar demasiado peso, y al tratarse de un mueble colgado en la pared buscaba reducir su peso.

Procesado del Tablero Contrachapado:

El contrachapado es fácil cortar, de forma parecida a la madera maciza. Yo utilizo mi disco ultra fino montado en mi circular de mano invertida para cortarlo y va genial, como puedes ver en la primera foto. Si se trata de contrachapado duro, mejor utilizar un disco con pocos dientes, de los que se utilizan para cortar madera maciza. Si la herramienta lo permite es aconsejable bajar un poco las revoluciones. Al igual que la madera, no desprende demasiado polvo al ser cortado.

Es un poco más difícil de mecanizar que la madera maciza, debido a que tiene las chapas alternadas. Esto hace que a medida que profundizamos un fresado por las caras te encuentres vetas en ambas direcciones. Cuando usamos una fresadora, es importante seleccionar un avance y revoluciones intermedias y no profundizar demasiado, para no quemar las fresas o el tablero. En la segunda foto estoy realizando un fresado recto con mi 3D Router.

Es fácil de pegar entre sí o con otros materiales simplemente usando cola de carpintero, con buenos resultados. En la tercera foto acabo de pegar contrachapado de abedul de 9 y 18mm, para conseguir una nueva pieza de más grosor.

También es muy fácil de atornillar, incluso cuando atornillamos una pieza en plano y otra de canto como puedes ver en la cuarta foto. Al hacer esto, es recomendable realizar un agujero antes de introducir el tornillo, con una broca de 0.5mm menos de diámetro que el tornillo que vayamos a utilizar en contrachapado duro, y de 1mm menos en contrachapado ligero.


Realizando los cortes necesarios, es posible curvar el contrachapado para trabajos especiales, como es el caso de la tapa que hice para mi torno casero, que puedes ver en la primera foto.

Es posible tornear tanto el contrachapado duro como el ligero, aunque no es tan fácil como con otros materiales. La veta alternada hace este tablero más resistente, aunque con unas gubias bien afiladas se puede trabajar. En la segunda foto estoy dando forma a una polea para una sierra de cinta.

También son muy fáciles de lijar y barnizar, a mano o a pistola, de igual modo que si se tratase de madera maciza. La madera de abedul es poco porosa, por lo que es fácil conseguir un acabado liso y uniforme. El tablero de chopo es un poco más poroso, necesitará una o dos manos más. Se puede tintar o lacar de algún color opaco. Lo más complicado en ambos tableros es lijar el canto, otra vez debido a la veta alternada. Suelo cortar las piezas unas décimas más grandes, y de ese modo poder lijar los cantos lo necesario para dejar un acabado fino.

Al tener las chapas con la veta alternada, es el tablero ideal para grabar relieves y conseguir patrones muy interesantes, como en el caso del mango de la sierra de marquetería de la cuarta foto.


2- Tablero Dm y Tablex:

Los tableros Dm o de densidad media son fabricados casi en su totalidad con madera de pino. Primero se les retira la corteza a los troncos para más tarde triturarlos en una máquina que parece llegada del mismo infierno, y que convierte el tronco en astillas en pocos minutos.

Estas astillas son lavadas para retirar la lignina y todo tipo de impurezas y después son sometidas a un proceso termomecánico de desfibrado. Las fibras resultantes se mezclan con resina urea y parafina, y se les aplica presión y calor sobre unas planchas de metal que dan forma al tablero. Las fibras son clasificadas por tamaños, dejando las más finas para las caras exteriores del tablero.

El resultado es un tablero bastante estable y resistente, de textura muy fina y uniforme, perfecto para realizar todo tipo de carpintería y mobiliario. Existe Dm normal o hidrófugo, este último diseñado para aplicaciones en ambientes húmedos.

Se pueden encontrar de muchos espesores, aunque los más habituales son: 3, 5, 6, 7, 8, 10, 12, 16, 18, 19, 22, 25 o 30mm.
Suelen medir 244cm de largo por 122cm de ancho, aunque se pueden encontrar más grandes. El peso de un tablero Dm de 18mm de espesor ronda los 40kg, es un material bastante pesado.

Al igual que pasa con los contrachapados, existen de varias calidades según su fabricación. Se necesita un poco de experiencia para diferenciarlos. Intenta no comprar los que están a la venta en grandes superficies de bricolaje.

Es un material sostenible, el desperdicio de madera es menor que si usamos madera maciza y es fácilmente reciclable para fabricar otros tableros.


Estos son los principales tipos de tablero Dm que te puedes encontrar en un almacén de carpintería:  

1- Tablex. No es exactamente tablero Dm, en lugar de ser de densidad media es de alta densidad. Como su nombre indica, se fabrica a más altas presiones y temperaturas que el Dm normal, obteniendo un tablero más duro. Tiene una cara lisa y otra rugosa. Indicado para traseras de muebles o fondos de cajones. Si es de poco espesor, se puede doblar o curvar fácilmente. También se utiliza para fabricar suelos o cajas.

2- Tablero Dm hidrófugo, en este caso de 18mm de espesor. En contra de lo que mucha gente piensa, el color verde no es el producto que lo hace hidrófugo, es un tinte que aplican para diferenciarlo del tablero normal. Para uso en interiores donde existe humedad.

3- Tablero Dm tintado. En los últimos años se han puesto de moda este tipo de tableros tintados que puedes encontrar en infinidad de colores, ideales para mobiliario y decoración de interiores.

4- Tablero Dm normal, en este caso de 10mm de grosor. El más común y barato de todos los tableros Dm. Solo apto para uso en interiores donde no haya demasiada humedad. 

5- Tablero Dm con melamina por ambas caras, en este caso de 5mm de grosor. Fácil de encontrar en varios espesores y de varios colores. También existe con melamina que imita todo tipo de maderas. Lo encontrarás normal o hidrófugo.

6- Tablero Dm rechapado en madera de haya, en este caso de 16mm de espesor. Fácil de encontrar en otros espesores y con todo tipo de chapas de maderas nobles. También existe normal o hidrófugo. Ideal para fabricar mobiliario. Al igual que pasa con el tablero contrachapado, el tablero Dm rechapado sube de espesor pasando por ejemplo el de 18mm de espesor a tener 19mm. 

7- Tablero Dm postformado. Cuando fabrican los tableros Dm, las prensas con calor pueden tener relieves para crear formas en las caras del tablero, como en este caso. Es un trozo de zócalo con melamina por las caras. Del mismo modo, se fabrican puertas de paso o puertas para muebles de cocina, recubriendo el tablero con melamina, pvc o papel.

Como puedes ver, casi todos estos tipos de tableros Dm existen en versión normal, hidrófugo o ignífugo. Siempre que sea posible, mejor comprarlo hidrófugo.

Usos del Tablero Dm:

No es el tablero que más utilizo en mis proyectos, aunque sí lo he usado en casos donde necesitaba una cara lisa para ser pintada, como en las puertas de la cocina que fabriqué meses atrás y puedes ver en la primera foto, o para los frentes de los cajones del armario abierto de la segunda foto.

También he utilizado el tablero tintado para hacer una rueda de afinado para cuchillos o formones. No utilicé el tintado por nada en especial, cualquier Dm es bueno para esto, era el que tenía más a mano en ese momento.

Lo he utilizado en momentos donde necesitaba una chapa de madera decorativa y quería ahorrar el dinero de tener que comprar contrachapado rechapado o el trabajo de tener que rechapar el tablero en el taller. Es el caso de las puertas del banco multifunciones, donde utilicé Dm de 16mm de espesor rechapado en madera de haya, a juego con la tapa del banco. En general, el tablero Dm es mucho más barato que el contrachapado.

En todos estos casos, eran piezas que no requerían una dureza o estabilidad excepcional y donde el peso no importaba demasiado.

Utilizo con más frecuencia tableros Dm de poco espesor, de 3 o 9mm y con melamina por ambas caras. Es un material muy versátil, para fabricar plantillas para fresado y cosas por el estilo. 

Procesado del Tablero Dm:

Al ser un material homogéneo y sin vetas, el tablero Dm es muy fácil de cortar y fresar. Desprende bastante polvo al ser cortado o fresado, como puedes ver en la primera y segunda foto, es aconsejable el uso de mascarilla para procesarlo.

Es fácil de pegar con cola de carpintero cara contra cara como puedes ver en la tercera foto donde estoy fabricando las puertas de una cocina, y se consiguen uniones incluso más resistentes canto contra canto rectas o a inglete, debido a que el tablero Dm es más poroso por los cantos.

En la cuarta foto estoy pegando tablero Dm de 4mm de grosor rechapado en haya al frente de los cajones del banco de carpintero modular.


Es igualmente fácil de agujerear, como muestro en la primera foto. La unión con tornillos entre paneles de Dm no es tan efectiva como en tableros contrachapados. Si vas a atornillarlo cara contra cara, como muestro en la segunda foto, no tendrás problemas. Pero para unir cara contra canto no es tan fácil. Debes hacer un agujero previo con una broca de unos 0.5mm menos que el diámetro del tornillo, y no pasarte al apretar el tornillo, o el tablero terminará abriendo por el canto dejando inútil la unión. En estos casos es mejor usar galletas o tarugos.

Existe otra opción para uniones entre piezas de Dm, llamada excentricas. Esto facilitará mucho el proceso, pudiendo montar el mueble en tu taller, luego desmontarlo para barnizarlo y transportarlo y finalmente volver a montarlo en la obra o en casa. Lo habitual para usar excéntricas es mecanizar las piezas en una cnc, aunque con paciencia pueden realizarse los agujeros necesarios con un taladro de columna.

También es muy fácil de lijar, tanto el Dm desnudo como el rechapado, y tanto por las caras como por los cantos del tablero, como estoy haciendo en la tercera foto. De igual modo es fácil de barnizar, a mano o a pistola. Como es lógico, los cantos del tablero desnudo absorben más barniz, con un poco de práctica se consiguen buenos resultados.

En la cuarta foto se pueden ver unas piezas de tablero Dm desnudo hidrófugo a las que acabo de aplicar laca blanca mate con rodillo y a mano, para los frentes de los cajones del armario abierto. Para realizar lacados de este tipo, es excepcional el tablero Dm con melamina, porque va a actuar como fondo, siendo necesarias menos manos. Se debe lijar un poco la melamina con lija fina antes de la primera mano.

Si el tablero es de Dm rechapado en madera, será necesario cantear sus cantos con chapa de la misma madera, fácil de encontrar en almacenes de carpintería. Algunos de estos cantos traen pegamento incorporado, solo es necesaria una plancha caliente y presión para pegar la tira de canto al tablero. En alguno de mis proyectos he dejado los cantos de un tablero rechapado a la vista, es decir sin cantear, y no pasa nada de nada.


3- Tablero Aglomerado:

El tablero aglomerado se fabrica a partir de pequeñas virutas o astillas de madera, pegadas entre sí con cola de urea. El proceso de fabricación es muy similar al del tablero Dm, pero sin llegar a deshacer las virutas en fibras. También aquí es necesario retirar la corteza al tronco antes de triturarlo para hacer las virutas. Hoy día se reciclan restos de madera de carpinterías, restos de pallets o serrín para fabricar tablero aglomerado.

Después de secar las virutas, se clasifican según su tamaño y se impregnan con cola de urea. Se utilizan diferentes proporciones de colas para las diferentes variables del tablero, hidrófugo, ignífugo o normal. Una vez impregnadas, las capas de viruta se depositan sobre unas planchas de metal. La primera y última capa son de viruta fina, la capa del medio es de viruta más gruesa. Se hace así para conseguir un mejor acabado en las caras exteriores del tablero. Finalmente se aplica presión y calor para secar la cola y dar forma al tablero.

Se pueden encontrar de muchos espesores, aunque los más habituales son: 8, 10, 13, 16, 19, 22, o 30mm. Suelen medir 244cm de largo por 122cm de ancho, aunque en algunos almacenes se pueden encontrar más grandes. El peso de un tablero de aglomerado de 18mm de espesor y las medidas arriba mencionadas ronda los 32kg.

Es casi con toda seguridad el tablero donde mejor se puede apreciar a simple vista la diferencia de calidad. La calidad puede variar por diversos factores, por ejemplo por la cantidad de cola que se ha utilizado y la forma de distribuirla, o por la presión aplicada al tablero donde la viruta quedará más o menos compacta.

Los que puedes encontrar en grandes superficies de bricolaje suelen ser de muy baja calidad, para comprobarlo solo debes intentar retirar virutas del canto del tablero con una de tus uñas. Seguro que eres capaz de retirar virutas sin apenas hacer esfuerzo. También lo notarás porque pesan menos, y sobre todo lo notarás al trabajar con ellos, pues prácticamente se desintegran en tus manos. En general se trata de un tablero bastante económico, por lo que a menos que se trate de una cantidad enorme de material, es mejor comprar un buen tablero aglomerado hidrófugo siempre que lo utilices.

En Europa es muy utilizado para todo tipo de carpintería de interior, por ejemplo para hacer módulos de cocina o el interior de armarios empotrados. También se utiliza para fabricar mobiliario en serie económico. No es tan utilizado en otras partes del mundo, como es el caso de los EEUU.


Estos son los principales tipos de tablero aglomerado que te puedes encontrar en un almacén de carpintería:  

1- Tablero aglomerado desnudo, el más barato de todos los aglomerados. Se puede apreciar a simple vista que sus virutas, incluso las exteriores, son de gran tamaño y no están demasiado prensadas. En este caso es de 10mm de espesor. Se utiliza habitualmente como protección, para realizar embalajes o cajas

2- Tablero aglomerado con melamina por ambas caras, en este caso de 16mm de espesor e hidrófugo. Al igual que el tablero Dm, les aplican un tinte verde al fabricarlos para diferenciarlos del tablero normal.

3- Tablero aglomerado con melamina por ambas caras, en este caso es melamina imitando a la madera de roble. Al igual que el anterior tablero, también de 16mm de espesor e hidrófugo.

4- Tablero aglomerado rechapado en madera de pino, existen rechapados en multitud de maderas. Al igual que pasa con el tablero contrachapado, los aglomerados rechapados suben de espesor pasando por ejemplo el de 18mm de espesor a tener 19mm. En este caso no es hidrófugo. 

Como puedes ver, casi todos estos tipos de tableros aglomerado existen en versión normal, hidrófugo o ignífugo. Siempre que sea posible, mejor comprarlo hidrófugo.

Usos del Tablero Aglomerado:

Al igual que con el tablero Dm, no acostumbro a utilizar demasiado el tablero aglomerado. Solo para el interior de algunos muebles, como los módulos de cocina o armarios, donde me interesa no tener que pintar todo el interior utilizo aglomerado con melamina, tanto blanca como melamina imitando alguna madera.

En las imágenes superiores estoy instalando una cocina fabricada con tablero aglomerado hidrófugo, con melamina banca. Para este tipo de trabajos es un material muy práctico.


También fue el caso del interior del armario abierto. En esta ocasión usé aglomerado con melamina blanca comprado en un gran almacén de bricolaje, lo cual fue un gran error. No era hidrófugo, y además se desintegraba casi sin tocarlo.

En la cuarta foto estoy atornillando la trasera, precisamente es de tablero Dm con melamina blanca por un lado, y por el otro imitando madera de roble.

Procesado del Tablero Aglomerado:

El tablero aglomerado tampoco es el mejor material para trabajar por varias razones. La primera es que gasta de una forma exagerada los discos y fresas, porque en el interior del tablero se encuentran restos de arenas o incluso pequeños trozos de metal. Esto se acentúa cuanto peor sea el tablero.

Tanto al cortarlo como al fresarlo, desprende mucho polvo, pero además trozos de viruta bastante grandes que salen despedido a gran velocidad. En más de una ocasión una de estas astillas o virutas me ha golpeado en la cara, y te puedo asegurar que no es nada placentero. Para trabajar este material, es indispensable utilizar gafas y mascarilla.

En la tercera foto estoy pegando canto blanco al tablero. A diferencia del tablero Dm, este tablero no puede dejarse con el canto a la vista, ni pintarlo ni fresarlo para darle forma. De igual modo debemos cantear cuando usamos tablero aglomerado rechapado en madera, con un canto de la misma madera que la del tablero.

Es fácil de atornillar, tanto cara con cara como cara contra canto como estoy haciendo en la tercera foto. Simplemente se debe realizar un agujero previo con una broca de 1mm menos de diámetro que el tornillo que vayamos a utilizar.

Otra desventaja es que la melamina se astilla o desportilla a la salida del disco con gran facilidad, como se puede apreciar en la cuarta foto. Esto es aplicable a cualquier tipo de tablero con melamina, pero parece que se amplifica cuando se trata de tablero aglomerado. Un truco para minimizarlo es pegar cinta de carrocero sobre el tablero antes de cortarlo, justo por donde va a pasar el disco y a la salida de los dientes. Sobra decir que también podemos minimizar este problema usando un disco bien afilado, con muchos dientes y un avance de corte lento. Dependiendo del proyecto, podrás dejar estas caras astilladas para el interior y en zonas que quedarán invisibles una vez montado el mueble.

Otra opción para minimizarlo es simplemente comprar tiras de tablero ya canteadas de fábrica, muy habituales en almacenes de carpintería, al menos las de 58 y 33cm de profundidad y 16mm de espesor utilizadas para fabricar los módulos de cocinas y armarios. Esto además facilitará todo el proceso de fabricación de tus proyectos.

Algunas sierras de mesa profesionales tienen un disco incisor que previamente corta unos milímetros la parte del tablero por la que sadrán los dientes del disco principal, para evitar el problema del astillado.


4- Tablero OSB o de Virutas Orientadas:

El tablero OSB se ha puesto de moda en los últimos años debido a su bajo precio en comparación con otros tableros contrachapados y sus altas prestaciones. Se podría decir que es un híbrido entre el tablero aglomerado, porque también se fabrica con virutas, y el tablero contrachapado, pues estas virutas se depositan por capas y orientadas perpendicularmente unas sobre otras. De este modo se consigue un tablero más resistente y estable que el tablero aglomerado.

El proceso de fabricación es muy similar al del tablero aglomerado. Primero se descorteza el tronco para hacerlo virutas. Las virutas se limpian y secan para más tarde impregnarlas con cola de urea. El siguiente paso es depositar las virutas impregnadas y orientadas por capas sobre planchas de metal, para aplicarles calor y altas presiones. Generalmente se utiliza madera de chopo o pino.

Se pueden encontrar de varios espesores, los más habituales son: 9, 12, 15, 18, o 22mm. 

Al igual que los tableros de aglomerado, miden 244cm de largo por 122cm de ancho, aunque en algunos almacenes se pueden encontrar más grandes. El peso de un tablero OSB de 18mm de espesor y las dimensiones arriba mencionadas ronda los 35kg, muy similar al peso del aglomerado.

Existe de varias calidades según su uso:

OSB1- Es ideal para para uso en interiores.
OSB2- Para estructuras que soportan carga en interiores o ambientes secos.
OSB3- Para estructuras que soportan carga en ambientes húmedos. Perfecto para recubrir paredes o fabricar mobiliario.
OSB4- Puede soportar aún más carga que los anteriores.

El tablero OSB3 de 15mm de espesor es con diferencia el más utilizado, por ejemplo para panelar paredes. Seguro que has visto por internet algún que otro taller con las paredes cubiertas por este material. También es muy utilizado en decoración de interiores o construcción civil. Existe una versión de este tablero machiembrado por los cantos largos, para precisamente facilitar el panelado de paredes. El tablero Osb es un material sostenible, el desperdicio de madera es menor que si usamos madera maciza y es fácilmente reciclable para fabricar otros tableros.


Estos son algunos de los tableros OSB que te puedes encontrar en un almacén de carpintería:  

1- Tablero OSB3 de 18mm de espesor.

2- Tablero OSB3 de 9mm de espesor.

En principio todos los tableros OSB son hidrófugos, aunque tienden a deformarse más que un tablero contrachapado por la humedad, sobre todo si no se protegen o barnizan.

Usos del Tablero OSB:

Aún no he usado demasiado el tablero OSB. He realizado el medio tabique divisor que puedes ver en la primera foto, atornillando el tablero a un bastidor de madera de pino.

También he fabricado un cabecero de cama pegado a la pared, como puedes ver en la segunda foto. En la tercera y cuarta foto muestro un módulo muy sencillo que fabriqué para colocar encima de la lavadora y la secadora y poder aprovechar ese hueco.

Como puedes apreciar, corté unas tiras de madera de pino para cantear el tablero por los frentes. El tablero OSB combina muy bien con el color blanco, tanto en paredes como en mobiliario.

Procesado del Tablero OSB:

Al igual que el aglomerado, el tablero OSB es un material que gasta en exceso nuestros discos y fresas debido a su alto contenido en arenas y otras impurezas, pero en general se trabaja fácilmente con herramientas de carpintería, de forma similar al aglomerado.

Las caras no son completamente lisas por estar compuestas de virutas no uniformes, lo que dificulta un poco el corte cuando deslizas herramientas sobre él.

Tanto al cortarlo como al fresarlo desprende mucho polvo, pero además trozos de viruta bastante grandes que salen despedidos a gran velocidad, al igual que pasa con el aglomerado. Para trabajar este material es obligatorio utilizar gafas y mascarilla.

Cuidado al cortarlo con una caladora. Las astillas superiores pueden desprenderse del tablero, como puede apreciarse en la tercera foto. Para evitarlo, intenta usar una hoja de sierra de dientes finos.

Es fácil de atornillar entre sí, incluso en una unión cara contra canto. Solo es necesario hacer un agujero previo con una broca de 1mm menos de diámetro que el tornillo que vayamos a utilizar. Para uniones de este tipo se pueden también utilizar galletas o tarugos.

Se puede barnizar fácilmente con cualquier tipo de barniz, aunque es un tablero que absorbe bastante material. Mejor usar un barniz satinado o mate, con el que se consigue un acabado muy elegante. Evita los acabados brillo. También puede tintarse del mismo modo que la madera maciza. Como es lógico, no es el mejor tablero para lacar con un color opaco, tiene unas caras muy irregulares y poco lisas. 


5- Tablero Alistonado:

El tablero alistonado es un tablero fabricado mediante la unión de listones de madera. Los listones tienen un ancho de entre 2 y 5cm. Pueden ser del largo total del tablero, llamados de lama continua, o de unos 20/30cm de largo, en cuyo caso se unen por las testas con uniones dentadas hasta alcanzar el largo deseado.

La gran ventaja de este tipo de tableros es que conseguimos paneles de madera maciza de grandes dimensiones, imposibles de conseguir de un solo tronco. Además, al estar formado por pequeños listones de madera se consigue una mejor estabilidad dimensional. Al fabricarlos, alternan las vetas de cada listón para contrarrestar las torsiones en el panel obtenido. En este otro artículo encontrarás más información sobre cómo se hace. He encontrado por casualidad el vídeo superior en Español, es antiguo pero muy ilustrativo, te recomiendo verlo entero. 

La otra gran ventaja es la asociada a cualquier tablero y mencionada al principio de este artículo, necesitarás mucha menos herramienta que si compras los tablones de madera en crudo.

Tienen una pequeña desventaja si los comparamos con un tablero contrachapado o de Dm, son más susceptibles a absorber o exhalar humedad variando de tamaño. Ten en cuenta que se trata de mucha cantidad de madera y unos anchos de tablero considerables. Esto varía según la especie de madera de la que esté fabricado. 

Existen de diversos grosores y fabricados de diversas maderas, aunque los más usado son los de haya, roble o pino. Los grosores más habituales son 18, 27, 32, 40mm.

Sus dimensiones son 250cm de largo por 120cm de ancho, aunque en algunos almacenes se pueden encontrar más grandes. El peso de un tablero alistonado depende en gran medida de la madera utilizada, pero para tener una orientación, el de roble de 18mm de espesor y las medidas mencionadas ronda los 40kg. Existen tiras de hasta 3 metros de largo, 65cm de profundidad y en varios espesores pensadas para usar como encimeras de cocina.


Esta imagen es de la tapa de uno de mis bancos de carpintero modular. En ella se pueden diferenciar los diferentes listones que forman el tablero, y la unión dentada.

Además de para tapas de banco, se utilizan principalmente para encimeras tanto de cocina como de escritorios, y para peldaños de escaleras. Pueden ser utilizados para muchas otras cosas, desde fabricación de mobiliario hasta construcción de viviendas. 


Estos son algunos de los tableros alistonados que te puedes encontrar en un almacén de carpintería:  

1- Tablero alistonado de madera de haya y 40mm de grosor.

2- Tablero alistonado de madera de pino y 30mm de grosor. En este caso es un tablero de lamas continuas.

3- Tablero alistonado de madera de roble y 30mm de grosor.

Usos del Tablero Alistonado:

He usado tablero alistonado en varios de mis proyectos, tanto en herramientas caseras como para mobiliario de hogar. Lo he usado como mesa de trabajo para varios de los bancos de carpintero que he fabricado, como puedes ver en la primera foto. Sería muy difícil conseguir una pieza de madera maciza de esas dimensiones, por eso es perfecto para ese tipo de proyectos donde necesitas una superficie de madera dura para trabajar. En este caso es madera de haya de 40mm de grosor.

Como he mencionado, este tablero puede variar de tamaño los primeros meses debido a los cambios de humedad, después se estabiliza. Sobre todo va a variar de medida a lo ancho, la madera apenas sufre cambios de tamaño a lo largo de la veta. Unos meses después de hacer el banco, tuve que volver a cortar la tapa porque había aumentado de tamaño unos 6mm en la dirección corta del tablero. Es normal teniendo en cuenta las dimensiones que tiene esta tapa.

Pegando dos trozos de tablero alistonado para conseguir más grosor, lo utilicé para fabricar la pieza de madera de los tornillos de banco de varios de mis bancos de carpintero.

Lo utilicé también como encimera de cocina, como muestro en la segunda foto. En este caso es de 30mm de grosor y de madera de roble obtenida de diferentes cortes del tronco, por eso tiene piezas de distintos tonos. El roble es una madera dura, perfecta para un uso intensivo como el de una cocina. Para protegerlo apliqué unas tres manos de aceite de linaza puro.

En la tercera foto puedes ver que también lo utilicé como encimera para una estantería metálica. La hice con los restos que me sobraron de cortar la encimera para la cocina. El roble combina bien con el metal.

También escogí tablero alistonado de madera de pino de 30mm de grosor para fabricar la balda superior de un armario guardarropa abierto. En este caso utilicé pino para aligerar el peso de la balda, como puedes ver en la cuarta foto.

Procesado del Tablero Alistonado:

El tablero alistonado se trabaja de forma parecida a como se trabajaría la madera maciza sin alistonar, con una pequeña diferencia. Como he explicado líneas arriba, este tablero se fabrica con pequeños listones de madera pegados entre sí, por lo que te puedes encontrar un listón con la veta en una dirección, y el siguiente en la contraria. Esto hace que a veces sean muy difíciles de cepillar, y si no tienes cuidado, puedes llegar a levantar la veta en alguno de los listones.

Por lo demás no tiene demasiada complicación. Se puede cortar con facilidad con un disco, y de igual modo fresarlo. Si necesitas realizar un fresado, ten en cuenta aquí también lo de la alternancia de la veta en los listones. Desprende serrín del mismo modo que trabajando tablones de madera, de forma moderada.

Se puede atornillar fácilmente, tanto cara contra cara como cara contra canto, realizando un agujero previo con una broca de 0.5mm menos de diámetro que el tornillo que vayamos a utilizar. Al igual que en los tableros, aquí también podemos utilizar galletas o tarugos, como estoy haciendo en la segunda foto.

Es igual de fácil de barnizar que la madera sin alistonar. Si el tablero no tiene defectos, puedes empezar a lijar con lija P120 y terminar con P320, para aplicar barniz y también aceite, como es el caso de la cuarta foto.

Si tienes alguna pregunta o crees que puedes aportar información a este artículo por favor, no dudes en hacerlo en este post del foro:

Aquí encontrarás la segunda parte de este artículo:

Si al finalizar este artículo tienes alguna pregunta o crees que puedes aportar información, por favor, no dudes en hacerlo en este post del foro:

Entradas relacionadas

Share

Ver todos los comentarios (2)

22/08/2020 04:38:30

Kevin G

What an excellent and detailed blog post. An amazing summary - well done and thank you for this!

16/08/2020 07:18:53

jhon fredy niño

Bien explicado, buen articulo. El contenido es claro y conciso. Gracias por compartir el esfuerzo.

Añadir un comentario

 (con http://)